Apertura con subidas de las principales bolsas europeas, tras las caídas registradas en las últimas sesiones. La atención vuelve a estar en Reino Unido, después de que ayer los parlamentarios británicos tomasen el control del proceso del brexit. El euro cede frente al dólar, mientras los precios del petróleo suben.

Las bolsas europeas, pendientes del rendimiento de los bonos y del brexit

Las principales bolsas del Viejo Continente inician la segunda sesión de la semana en positivo, tras cerrar ayer con tendencia negativa, tras el pesimismo generado el viernes por la debilidad por la que atraviesa la economía de la eurozona, como demostró la publicación de los índices PMIs del mes de marzo.

Así, Fráncfort sube un 0,06%; Londres, un 0,03%; París, un 0,13% y Milán, un 0,17%. El Euro Stoxx 50 repunta un 0,05%.

Una jornada más, las principales bolsas europeas vuelven a estar atentas a cualquier nuevo acontecimiento que se produzca en torno a la salida de Reino Unido de la UE, después de conocerse que entre las votaciones realizadas ayer en el Parlamento británico en relación al brexit, se incluyó la enmienda Letwin (que fue aprobada por 329 votos a favor, y 302 votos en contra) que permite a los miembros del Parlamente tomar el control del proceso del brexit.

Este resultado permitirá a los parlamentarios británicos votar mañana miércoles opciones alternativas, no vinculantes para el Gobierno, lo que podría incluir un segundo referéndum, permanecer dentro de la unión aduanera de la Unión Europea (UE) o la revocación del artículo 50. Tres ministros dimitieron para votar en contra de la primera ministra May y a favor de esta propuesta.

Por otro lado, el diario The Times informó sobre una reunión previa del Gabinete de ministros de May, en la que algunos miembros del Gobierno advirtieron que, si la enmienda Letwin se aprobaba, los miembros del Parlamento podrían ordenar una extensión larga del brexit y suavizar la salida del Reino Unido del bloque comunitario.

En cuanto a los datos macro de la sesión, después de que ayer se conociera que el índice de clima empresarial que elabora el instituto alemán IFO subió en marzo hasta los 99,6 puntos, desde los 98,7 puntos de febrero, superando las estimaciones de los analistas, hoy se ha publicado que la confianza del consumidor Gfk del mismo país ha registrado una lectura de 10,4 puntos, frente a los 10,8 puntos del mes anterior, mismo dato que esperaban los expertos.

Hoy también se ha conocido que Francia creció un 0,3% en el cuarto trimestre de 2018, manteniendo el dato del PIB desde la segunda estimación.

A nivel empresarial, destaca que Airbus ha firmado un contrato de 300 aviones con la compañía estatal china CASC. Se trata de un pedido de 290 aviones A320 y 10 A350. Aunque no se comunicó la cuantía de la operación, por precio de catálogo el pedido supera los 32.000 millones de dólares.

También es noticia que Bayer y su socio estadounidense Janssen Pharmaceuticals, pagarán 775 millones de dólares a partes iguales a demandantes en EEUU contra su anticoagulante Xarelto (fármaco para tratar la enfermedad arterial coronaria o periférica). El acuerdo resuelve las 25.000 demandas contra Xarelto en EEUU por  haber  causado  daños  a  la  salud  como  consecuencia  de  hemorragias.

Según publicó ayer The  Wall  Street  Journal, ambas  entidades hablan  ya  de  cómo  fusionar  el  negocio  de  banca  de   inversión. Los dos bancos alemanes llevarían las negociaciones de una posible fusión bastante avanzadas, según el rotativo. Por otra parte, Deutsche Bank podría haber encontrado reticencias por parte del Fondo soberano de Qatar sobre la posible fusión.

En la apertura de la sesión, el euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,131 billetes verdes.

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, destacó ayer la importancia del peso relativo de las Letras del Tesoro en el balance de la Reserva Federal (Fed) y la reducción acelerada de la duración de los valores mantenidos como activos.

Rosengren indicó que esto dotará a la Reserva Federal de una mayor flexibilidad para alargar los vencimientos del balance durante la próxima recesión, sin tener que incrementar el tamaño del balance. Además, Rosengren señaló que el balance no volverá a niveles previos a la crisis y que la Fed puede que tenga que reanudar la compra de activos para compensar la caída natural de las reservas bancarias.

Adicionalmente, Rosengren descartó la visión de que la reducción del balance de la Fed contribuyó a incrementar la volatilidad de los mercados a finales de 2018.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo suben. El Brent de referencia en Europa repunta un 0,46%, hasta los 67,12 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense avanza un 1,05%, hasta los 59,44 dólares.