Los europeos podrían endurecer su posición frente a China en materia comercial si Pekín no abre su mercado a los inversionistas y a los exportadores de Europa, advirtió el jueves el portavoz de la Comisión Europea a cargo del comercio, Peter Power. 'China debe convencer a los europeos y a los otros países de que sus mercados están abiertos para nuestros bienes y servicios. Si no, habrá una demanda en Europa y otros lugares por un acercamiento diferente, y este acercamiento será claramente más proteccionista', declaró.