Los inversores comienzan a abandonar el parqué estadounidense. Tras los importantes avances de ayer, ni las buenas cuentas empresariales convencen para seguir allí hasta el fin de semana. La marea roja que llega desde Europa, donde los índices tornan en negativo, junto con la volatilidad, hacen ceder a los indicadores estadounidenses. El Dow Jones cae un 0,02% hasta los 10.319 puntos, el Nasdaq un 0,49% y el S&P 500 un 0,45%. En el mercado de divisas el euro siguen en el nivel de los 1,28 dólares y, en el mercado de materias primas, el barril de petróleo cede a los 77,29 dólares.
Ante la ausencia de datos macro, las compañías, con sus cuentas, vuelven a ser las protagonistas de la sesión. Así pues, por ejemplo Schlumberger ha registrado unas ganancias de 818 millones de dólares en el segundo trimestre, un 33% más que un año antes. Además, desde la propia compañía pronostican que su actividad vaya en aumento en lo que queda de 2010. Schlumberger cae un 4,23% en el NYSE.

Por su parte Kimberly-Clark también vio incrementadas sus ganancias un 24 % entre abril y junio, hasta registrar 498 millones de dólares. Además, ha incrementado su plan de recompras de acciones para el año en 200 millones. Los accionistas la premian con un alza del 0,56% en bolsa.

Más discreto, aunque constante, han sido las el incremento ganancial de McDonalds. La cadena de restauración ingresó 1.230 millones de dólares en el segundo trimestre. Sus ingresos crecieron a los 5.950 millones, superando las expectativas. Aún así, la acción cede un 0,49%.

Anoche Mircrosoft también rindió cuentas. La tecnológica ganó un 48% más en su cuarto trimestre fiscal que en mismo periodo de un año antes. Parece que ha plantado cara a su acérrimo rival, Apple, con el lanzamiento del Windows 7 que ha suplido las pérdidas de negocio en otros ámbitos. Microsoft cede un 0,03%.

El garbanzo negro del potaje hoy ha sido Verizon, pues terminó el segundo trimestre con pérdidas de 198 millones de dólares. La compañía sube, aún así, un 2,63%.

La financiera American Express triplicó sus ganancias en el segundo trimestre, lo que “sobre todo por la parte de tarjetas de crédito, lo que podría indicar un aumento del consumo”, ha afirmado Enrique Castro, analista de Banco Echeverría. La acción cede un 0,86%.

General Motors volvería al parqué durante la semana del 16 de agosto, poco después de que anuncie sus resultados del segundo trimestre.