Las bolsas europeas se animan en la preapertura y aventuran ganancias en el entorno del punto porcentual. China ha supuesto un colchón que da cierto respiro a Occidente en la medida en que su dato de crecimiento anual, de hasta el 9,2%, mejora las previsiones iniciales que en todo caso colocaban el incremento del PIB por encima del 8% para 2011. Con las tensiones sobre la deuda soberana contenidas, el spread de deuda español abre por debajo de los 340 puntos básicos.

Los primeros en recibir con los brazos abiertos el último dato de crecimiento chino han sido las bolsas asiáticas donde el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado con un repunte superior al 1%, a pesar de que no ha logrado saltarse la cota de los 8.500 enteros.

Es ahora turno de Europa donde los futuros vienen cargados de compras tras encarrilar varias jornadas indecisas en su renta variable. El Eurostoxx 50, Cac parisino y Dax Xetra germano avancen subidas que rondan el punto porcentual. De confirmarse la tendencia al alza, el Ibex 35 estaría a un paso de recuperar los 8.500 puntos.

La relajación sobre las tensiones de deuda soberana lleva a la paridad euro/dólar de vuelta al 1,27. E Ídem para el spread de deuda español que amanece hoy en los 339 puntos básicos. Los diferenciales en los bonos se contienen en la mayor parte de los casos con los títulos españoles a diez años en el 5,19%, el francés en el 3,03% y el bund germano en el 1,79%. Portugal vive, sin embargo, una jornada complicada en lo que al mercado de deuda se refiere. El bono a dos años luso supera la rentabilidad exigida tanto a los 5 como de 10 años: con un repunte del 24,9%, se coloca en el 14,7% de tipo exigido.

Hoy toca en nuestro país subasta de bonos a 12 y 18 meses, aunque la gran cita vendrá este mismo jueves con el intento de colocación de títulos a medio y largo plazo.

Los datos de crecimiento de China han implicado una subida del 3% en el precio de commodities como el cobre, mientras que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, supera los 112 dólares.