El euro-dólar lucha en 1,365 contra el paso de la directriz bajista desde agosto, según Renta 4.

 Su superación favorece la búsqueda del precio de la franja entre 1,394-1,4 donde realizó importante soporte desde abril, que ahora actuaría como resistencia. Los indicadores favorecen un escenario alcista en las próximas sesiones tras el arranque desde 1,336.

Recomendación: COMPRAR stop loss 1,335