“Si tus fuerzas están en orden y con ánimo mientras que las de tu oponente están inmersas en el caos y desmoralizado entonces, aunque sean más numerosos, puedes entrar en batalla. Si tus soldados, tus fuerzas, tu estrategia y tu valor son menores que las de tu adversario, entonces debes retirarte y buscar una salida.”Sun Tzu

Una de las grandes falacias del Trading es creer que un buen Trader es infalible y utiliza herramientas y una pericia especial que le permite ganar en casi todas sus operaciones. Pero el Trading no es un oficio que consiste en hacer dinero sin parar, es un trabajo durísimo que consiste en comprender la esencia del mercado y sacar provecho de ella, asumiendo la pérdida con naturalidad, ya que un Trader profesional no vive de acertar en casi todas sus decisiones, más bien de tener una estadística favorable y no condicionar su estado anímico al logro de más o menos operaciones exitosas y sí a maximizar el ratio rentabilidad/riesgo, sabiendo que para cada gran operación habrá repetidos fracasos.

¿Acaso se puede ganar una partida de ajedrez sin sacrificar varios peones y algún que otro alfil?

Hay muchas formas de operar en los mercados y nosotros en Blackbird, optamos por la convicción macroeconómica, puesto que me gusta comprender el mercado y sus condicionantes fundamentales, que son macroeconómicos, puesto que al fin y al cabo la bolsa es un mercado, no un casino y hay que entender muy bien el efecto oferta - demanda, para tomar decisiones y sacar partido de ellas, en la medida de lo posible. La ventaja de comprender el entorno macroeconómico nos permite seguir estrategias o ideas de inversión que se mantienen estables durante gran parte del ciclo económico. Por ejemplo, en los últimos años el issue ha sido claro; bajistas de euros, alcistas de bolsa americana y neutrales en oro, bonos y bolsa española. Pero todo tiene un fin, al fin y al cabo la economía es cíclica y yo como Trader ¡también!

Si no adaptamos el Plan de Trading a la selección de valores, es muy complicado tener éxito en el mercado, ya que la suma de fracasos incrementa. La gran mayoría de sistemas de Trading son seguidores de tendencias y no podemos pretender ganar dinero en un mercado lateral, repito, si el sistema es seguidor de tendencias. Parece obvio, pero la ansiedad y las ganas de ganar dinero a veces nublan al operador novel que se decanta por dicho mercado lateral, como ha sido el caso de España en los últimos años.

Por este motivo la convicción macroeconómica nos permite decidir que operaciones buscaremos en los próximos meses y adaptamos la selección de valores a nuestras convicciones. Mi visión es clara y la he ido manteniendo en mi tribuna durante todo el año. Pero en las últimas semanas veo indicios claros de que un cambio se está gestando en el mercado y por este motivo estoy cambiando mi convicción en base a un criterio macroeconómico que quiero compartir con ustedes, ya que la base de mi Trading es el asset allocation que estas semanas ha variado un poco respecto a los últimos meses.
España es un país con mucho atractivo para los inversores. Para empezar en la última colocación de deuda, nuestro país colocó más de 3.000MM€ de deuda en el mercado al 2,26% y al 3,58% a 3 y 5 años respectivamente, demostrando que la prima de riesgo sigue mejorando y relajándose, manifestando que los inversores siguen confiando en España.



A medida que los inversores compran bonos españoles, el EUR se aprecia en los mercados internacionales de divisas sin menoscabo de que Draghi siga anunciando tipos al 0,50% o incluso menores durante un período prolongado de tiempo, por lo que deja la puerta abierta a nuevas rebajas de tipos de interés. La macro mejora de forma notable en España y si bien es cierto que el ratio de deuda sobre PIB es mucho peor que hace un año, también nos alejamos de la incertidumbre, ya que la reestructuración financiera se ha llevado a cabo con éxito y lo que queda ahora es una España para reconstruir, pero como bien sabemos el mercado valora los hechos y ahora éste sabe bien lo que hay que reconstruir y, como bien sabemos, si algo odia el mercado es la incertidumbre.

La mejora de la colocación de deuda es un claro indicio de una nueva visión de los mercados internacionales respecto al EUR y los cambios de tendencia que observo en los principales pares de divisas internacionales; AUD, NZD, JPY, CAD, CHF, SEK y NOK, manifiestan abiertamente un escenario muy propicio para el EUR y para posicionarnos a la baja contra el bono alemán, que una vez pasado el pánico, producido por el miedo a la ruptura de Europa debería ajustarse a niveles de cotización más razonables. En las últimas semanas he visto la primera ruptura seria del bono que considero ya bajista.




El IBEX 35 está situado en una zona de resistencia. El Trader debe comprender siempre que el mercado se compone de timing y que comprar en resistencia no es una idea muy acertada. Es cierto que cada día que pasa el mercado está más cerca de iniciar un Break Out alcista o bajista, y que las circunstancias de éste han cambiado mucho respecto al año pasado, por lo que entiendo que el selectivo debería superar los 8.800 puntos y aspirar a cotas más ambiciosas, como he venido manteniendo. Si pienso en la bolsa española, la relajación de la prima de riesgo, la reestructuración del sistema financiero y los resultados empresariales del segundo semestre, puedo creer de forma razonable que el selectivo español está en disposición de romper los 8.800 puntos, pero todavía es pronto para verificarlo.

Una de mis máximas es entrar a la contra y ello no implica asumir más o menos riesgos, simplemente implica anticipación, puesto que el riesgo no deriva de entrar con más o menos presión psicológica, simplemente el riesgo deriva de una correcta gestión monetaria de la operativa. En este sentido, si quiero anticipar la ruptura del selectivo español, compraría en apoyo sobre los 8.500 puntos con un Stop Loss en 8.375.

Pero no únicamente lo Macro domina mis sensaciones, puesto que el entorno empresarial de las compañías cotizadas del selectivo español está demostrando que algo está cambiando. Las crisis son buenas, pues al fin y al cabo nos exigen y la exigencia hace que todos saquemos lo mejor de nosotros mismos. Es cierto que la crisis se lleva por delante muchas cosas negativas, no voy a negarlo, pero el reto de construir una España próspera y de futuro, es lo que ahora nos compete. Y las empresas así lo han comprendido, reducir la deuda e internacionalizar los ingresos es la clave.

La reserva federal tratará de mantener el dinamismo económico sin el QE3, lo que podría provocar una subida de los bonos a 10 años. Mientras el bono se mantenga estable en el 3%, podemos pensar que el USD se revalorizará contra el euro, lo que sería muy positivo para que Europa recupere el dinamismo necesario para que el crecimiento dé el paso definitivo que necesita para salir de esta dichosa crisis.



Este escenario es propicio para que sigamos vendiendo bonos americanos, puesto que la rentabilidad del bono americano sufrirá las consecuencias de que la FED deje de comprar 85.000 millones de USD al mes. Sin embargo, parece evidente que la situación está más o menos controlada y que la FED no dejará sola la economía. Hay una delicada línea para que el mundo vaya a la bancarrota, entre en una gran inflación o bien se supere la crisis. Si se retiran los estímulos y se deja la economía a su libre albedrío podría caer en dicha bancarrota. Si las inyecciones de la FED se transforman en moneda, mediante préstamos al consumo, podríamos asistir a una inflación muy elevada que obligaría a la FED a subir tipos de interés, lo que acabaría de hundir a Europa y USA. La única solución consiste en retirar paulatinamente los estímulos y controlar que el bono americano no supere el 3% como comentaba en mi último artículo de mi tribuna de opinión en esta casa “Un nuevo crash se cierne en USA”.




Este escenario es claramente alcista para el USD y bajista para el EUR. En los próximos meses asistiremos a una rebaja de la tasa impositiva europea, según insinuó Draghi. Si tenemos en cuenta estos factores y le añadimos que el FMI ha repetido por activa y por pasiva que el EUR/USD por encima de 1,35 podría llevar a Alemania a la recesión, me anima a buscar cortos con el EUR/USD.

El verdadero riesgo de la economía radica en una negligente retirada del QE3 por parte de la FED. Si eso sucede y los tipos a 10 años superan el 3%, podríamos ver como la incipiente recuperación económica en USA y Europa fracasa y lleva el mundo a una nueva recesión, pero en principio si eso sucediera no dudo que la FED se sacaría de la manga un nuevo QE como decía anteriormente.

Sin embargo no todo es positivo para el mercado, hay muchos riesgos y las consecuencias de los estímulos han sido unas bolsas extraordinariamente valoradas. Si observamos el DJUS Index, índice americano compuesto por 1.500 compañías y hacemos el estudio de las 10 Industrias, Básicas sacamos diferentes conclusiones. Las industrias relacionadas con la actividad manufacturarera, es decir el DJ US Industrials, DJ US Index Oil & Gas y DJ US Index Basic Materials, presentan una debilidad manifiesta que deja la cotización en el mismo nivel que en los máximos de 2.007. La industria DJ US Financials, sigue cotizando un 40% por debajo de los máximos de 2.007 y las industrias DJ US Telecomunications y DJ US Utilities, cotizan a un ritmo digamos más coherente a la realidad.

Las 4 industrias restantes, DJ US Technology, DJ US Consumer Goods, DJ US Consumer Services y DJ US Healthcare presentan casos particulares. Las tecnológicas frenaron su impulso en parte a la descomunal caída de Apple. Las farmacéuticas y principalmente consumo de mercancías y consumo de servicios presentan unas cotizaciones extremadamente exageradas que podría darnos la opción de buscar el reventón de una burbuja que nos podría dar muchas oportunidades de Trading, buscando posiciones cortas.

No podemos ni debemos olvidar que la tendencia de la bolsa americana es alcista en aceleración, por lo tanto no vamos a vender todavía acciones americanas, pero sí iremos buscando valores extremadamente sobrevalorados con elevada deuda superior a 2 veces el EBITDA y ratio P/E superiores a 25.



De esta manera mi disposición operativa queda clara y me decanto por posiciones cortas en los bonos a 10 años americano y europeo, corta en el oro y la plata, larga de la bolsa europea en particular España e Italia, larga de EUR contra NOK, SEK, CHF, CAD, NZD, AUD y JPY, bajista en el par EUR/USD y bajista en acciones americanas, especialmente consumo de mercancías, de servicios y farmacéuticas.

¡El Trading es una trabajo en el que la estrategia es fundamental para la victoria! Nuestro primer paso consiste en determinar las conductas más previsibles del mercado y evitar tantas dudas sean generadas con el propósito de ir únicamente al campo de batalla, con las máximas posibilidades de ganar. No importa si no disponemos de tanto dinero como el de nuestros adversarios, mientras tengamos más ánimo y orden que él. Nuestro oponente es el mercado y nosotros, como Traders que somos, no podemos cambiar la actitud de dicho mercado, pero podemos comprenderlo para combatirlo y hacer del día a día nuestra victoria más preciada.

Gisela Turazzini
BLACKBIRD | CEO