La entidad portuguesa Banco Espirito Santo informó el jueves de que su ampliación de capital de 1.200 millones ha sido totalmente suscrita. La transacción fue anunciada a finales de enero, junto con los resultados anuales del banco, con el objetivo de incrementar los ratios de capital. En ese momento, el banco señaló que su ratio de capital tier I -una medida clave de su capacidad para afrontar la morosidad- era del 7,1%. Los reguladores lusos exigen un ratio Tier I de al menos el 8% para el último trimestre de este año.