El saldo financiero en España pasará de registrar un superávit del 2,2% del PIB a un déficit del 8,7% en 2010, lo que supone que, junto con Rusia, es el país que registrará un mayor incremento del déficit entre 2007 y 2010, superior a 10 puntos del PIB, según datos del Banco de España. En su último boletín económico, la autoridad monetaria lleva a cabo un análisis sobre el impacto en el déficit y en la deuda pública de las medidas fiscales y financieras adoptadas por los países del G20 (incluido España) y las cuatro principales economías emergentes (Brasil, Rusia, India y China).