Son las previsiones del Tesoro español que prevé colocar el jueves entre 3.000 y 4.000 millones de euros en deuda soberana a cinco años y en obligaciones.