La puesta en marcha del programa de incentivo directo a la compra de automóviles, Plan 2000E, ha permitido a España un ahorro de 10,3 millones de euros en derechos de emisión de dióxido de carbono, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto).

Faconauto puso de manifiesto la importancia del Plan 2000E a la hora de reducir las emisiones contaminantes. Así, indicó que las emisiones medias de los automóviles vendidos en el primer trimestre en el mercado español se situaron en 139 gramos de CO2 por kilómetro, lo que supone un descenso del 6% en comparación con las cifras contabilizadas en el mismo período de 2009.