Las Cámaras de Comercio han considerado que la economía esquivó una recaída en el tercer trimestre del año por el incremento de la demanda externa.

La demana externa en España aumentó en el tercer trimestre del año 3 décimas por encima de lo esperado. Así pues, el menor aumento de las importaciones justifica la mayor contribución del comercio exterior al crecimiento del PIB.

Las Cámaras de Comercio han reiterado la necesidad de adoptar medidas "adicionales" en materia de energía, mercado laboral, financiación e internacionalización para apuntalar la recuperación.