El Estado español emitirá deuda a largo plazo por algo más de 100.000 millones de euros en 2009 desde los 87.000 millones previstos con anterioridad al incrementarse las necesidades de financiación debido al deterioro de la economía, dijo el jueves una fuente del Gobierno. "Las necesidades de financiación dependen del cuadro macroeconómico y estas cifras se han revisado recientemente a la baja y esto va a provocar que tengamos que emitir en torno unos 20.000 millones de euros adicionales en deuda para este año", agregó la fuente. El Gobierno español rebajó a mediados de junio sus previsiones de crecimiento de 2009 y de 2010. Para este ejercició pronosticó una caída del 3,6 por ciento desde un descenso previsto anteriormente del 1,6 por ciento, mientras que para 2010 predijo una bajada del 0,3 por ciento desde un pronóstico positivo previo del 1,2 por ciento.