El Tesoro español echa el cierre hasta el próximo año y lo hace con una sonrisa, ya que en la última subasta de deuda de este 2011 ha superado las expectativas logrando colocar más deuda de la prevista y reduciendo el interés ofrecido.  El Tesoro ha superado el objetivo de colocación de deuda previsto para este ejercicio, 93.800 millones y ello, a pesar de las amenazas de rebaja de rating por parte de las agencias de calificación.


El Tesoro español ha logrado colocar 1.922 millones de euros en letras a 6 meses con un interés del 2.435% , por debajo del 5.227% que tuvo que pagar en noviembre en la última subasta de estas características.  Si bien, el ratio de cobertura de este tramo se ha colocado en el 4,06%, por debajo del 4,92% que recibió el mes pasado.

Mientras, en el tramo de letras a 3 meses, la colocación total se ha elevado a 3.718 millones y el interés ha descendido al 1.735%. La cobertura ha abarcado el 2,86%, ligeramente superior al 2,86% del mes anterior.

El Tesoro preveía colocar 4.500 millones, aunque finalmente ha vendido 5.640 millones y lo ha hecho a un interés más bajo que en la última subasta de deuda de estas características.

La prima de riesgo española se situaba tras la apertura de los mercados europeos en 326,5 puntos básicos, con un rendimiento del 5,153%, tras iniciar la jornada en 333 puntos básicos.

De cara a 2012, el Tesoro retomará las subasta el día 5 de enero, con una emisión de bonos. El día 12 de enero celebrará una subasta de obligaciones, el 17 de enero una de letras a 12 y 18 meses y el 24 otra de letras a 3 y 6 meses.