El déficit público español sobre el PIB en 2011 alcanzó el 9,4%, frente al 8,5% estimado.

El incremento de nueve décimas responde las ayudas del Gobierno a las entidades bancarias nacionalizadas y a la regularización de facturas impagadas y no registradas de las distintas administraciones.

Este porcentaje de endeudamiento es idéntico al de Grecia,
y supone es superado por Irlanda (13,5%) dentro de la Unión Europea. La media de déficit de la zona euro en 2011 fue equivalente al 4,1% del PIB, con un significativo descenso respecto al 6,2% del año precedente. En el conjunto de los 27, la tasa se situó en el 4,4%, inferior en más de dos puntos a la que alcanzó en 2010.

Las ayudas a la banca, además de engordar en 5.100 millones el déficit del pasado año, va a sumar otros 11.500 millones a la deuda española de 2012, que cerrará con un desequilibrio equivalente al 7,4% del PIB (en vez del 6,3% comprometido).

El Gobierno da por seguro que los ajustes de Eurostat no van a computar para el procedimiento de déficit excesivo, es decir, que no implicarán una penalización para España por este incumplimiento de los compromisos adquiridos, ya que las ayudas a la banca se van a recuperar cuando vuelvan a privatizarse Catalunya Banc, Novagalicia Bank y Unnim Bank.

Eurostat ha corregido también al alza la deuda pública de España en 2010 y 2011 para dejarla en este último año en el 69,3% del PIB, en lugar del 68,5% previamente estimado.

Con este telón de fondo hoy el Tesoro Español pretende colocar hasta 3.500 millones en deuda a 3 y 6 meses. Además, debe hacer frente a importantes vencimientos en enero 20.582 millones de euros.


VENCIMIENTOS MENSUALES DE DEUDA DE ESPAÑA:


Fuente: Bloomberg