La compañía eléctrica alemana E.ON podría reducir 1.500 empleos en centros regionales de Alemania debido a dificultades relacionadas con la merma de sus ingresos en la red eléctrica por el recorte de tarifas ejecutado por el Gobierno, según declaraciones del miembro del consejo de la empresa, Christoph Dänzer-Vanotti a la publicación alemana "Die Welt". Según explicó Dänzer-Vanotti, los ingresos derivados de la red eléctrica alemana se han visto reducidos drásticamente por la regulación del Gobierno alemán. "Nuestros ingresos netos han sido reducidos un 14% tan sólo en el último año por la agencia federal", aseguró.