El grupo italiano Eni ha propuesto a Suez una serie de activos en los sectores del gas, de la electricidad y del petróleo en compensación por la compra de la gasística belga Distrigaz que el grupo franco-belga había sido obligado a ceder para fusionarse con GDF. El presidente de Eni, Paolo Scaroni, en una entrevista publicada por "Les Echos", explica que "estamos dispuestos a ceder en particular la concesión de la red de distribución de gas natural de la ciudad de Roma", donde Suez ya se ocupa del aprovisionamiento en agua y electricidad a través de Acea. Scaroni añade que también prevé otorgar a Electrabel, la filial de Suez en la electricidad, "capacidades de producción en Italia" dándole acceso a "ciertas centrales de ciclo combinado".