La eléctrica estadounidense Energy East, que se encuentra en pleno proceso de adquisición por parte de Iberdrola, no podrá alcanzar un acuerdo con los accionistas que han denunciado los términos de su venta si no cuenta antes con el consentimiento escrito de la eléctrica española, según lo pactado entre ambas empresas. En el documento remitido al regulador estadounidense (SEC), Energy East explica que, según lo acordado, deberá "abstenerse" de decidir, sin el consentimiento previo de Iberdrola, acerca de "la liquidación de cualquier acción, procedimiento o investigación". Las acciones de Iberdrola suman un 0,25 por ciento a las 11:53 horas y se colocan en los 40,80 euros.