La eléctrica obtuvo un beneficio de 2.678 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 1,4% más que en el mismo periodo de 2006, e ingresó 296 millones en concepto de dividendos procedentes de Endesa, anunció hoy la compañía en un comunicado. Los ingresos alcanzaron los 28.760 millones, un 0,5% más, y el beneficio bruto de explotación aumentó un 7,1%, hasta 6.711 millones. El beneficio bruto se situó en 4.751 millones, un 2,7% menos. Tras la compra de Endesa y de la rusa OGK-5, la compañía duplicó la deuda, hasta 24.769 millones, y el cociente entre deuda y patrimonio se situó en 1,31, más del doble del 0,61 registrado el año pasado.