Endesa subió hoy el 2,23% y se anotó el quinto mayor avance del Ibex-35 después de que E.ON haya renunciado a la supresión de los blindajes estatutarios, una de las condiciones a las que había supeditado su opa, oferta que mantiene pese a la entrada de Enel en el capital de la eléctrica.
Los títulos de la compañía presidida por Manuel Pizarro cerraron a 38,51 euros, precio inferior a los 38,75 euros que ofrece la energética almena por cada acción de la española. Durante la jornada, los inversores habían intercambiado en el mercado abierto más de 26,3 millones de títulos de la eléctrica por valor de 1.021 millones de euros, con lo que se situó como la cotizada más negociada. Además, se movieron otros 9,3 millones de títulos de Endesa en bloques y operaciones concertadas por valor de más de 317 millones de euros. Con esta subida, Endesa se recupera de la caída superior al 2% sufrida en las tres últimas sesiones ante la posibilidad de que E.ON desistiese de su intención de controlar a la principal eléctrica española, de la que Enel controla el 22% del capital. Estas dudas que lastraban al valor quedaron despejadas después de que E.ON desvelara la estrategia a seguir para combatir la entrada de la italiana, que con su toma de participación ha complicado el éxito de la opa lazada por la almena. El Consejo de Administración de Endesa decidió hoy, por unanimidad, desconvocar la Junta Extraordinaria de Accionistas prevista para el próximo 20 de marzo después de que E.ON decidiera renunciar a la supresión de los blindajes estatutarios que limitan los derechos de voto al diez% del capital. No obstante, Endesa mantiene la prima de asistencia de 0,15 euros por título que se había comprometido a pagar a los accionistas que acudieran a la Junta.