El consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, ha negado hoy cualquier responsabilidad de las eléctricas en el problema de suministro ocurrido el pasado lunes, día en el que hubo unos 2.000 megavatios (MW) de potencia fuera de servicio por las paradas de algunas centrales. Miranda, quien hoy ha firmado un convenio de cooperación con la Junta de Andalucía, ha señalado, a preguntas de los periodistas, que está a la espera de lo que determine la inspección que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) aprobará mañana a las centrales que no estuvieron disponibles ese día, cuando hubo que cortar el suministro a grandes consumidores durante tres horas. Las acciones de Endesa se dejan un 0,14 por ciento a las 14:14 horas y se colocan en los 36,40 euros.