Endesa obtuvo un beneficio de 472 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que implica una mejora de un 47% frente al mismo periodo del año anterior.

El resultado operativo bruto de la compañía ha alcanzado los 880 millones de euros, un 25% más de lo obtenido en el mismo periodo del año anterior. Esta mejora del ebitda ajustado se ha basado principalmente por el negocio liberalizado, según ha explicado la comapñía mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

 

La empresa eléctrica española Endesa, atribuye los buenos resultados obtenidos durante este primer periodo del año fiscal 18 a la recuperación de la producción hidroeléctrica, que ha incrementado su producción en un 34%, con unos embalses que alcanzan niveles cercanos al promedio de los últimos 10 años.

Esto ha supuesto un gran impulso para la compañía en el negocio liberalizado de electricidad, con un incremento del 26% en el margen liberalizado ajustado, debido principalmente a la exitosa estrategia de gestión en electricidad y a la recuperación del negocio del gas.

 

La empresa ha experimentado una reducción de cuatro puntos porcentuales en los costes fijos ajustados con respecto al mismo periodo del año 2017, impulsada por los planes de eficiencia. Se espera que el cash flow de las operaciones se normalice en los próximos trimestres, y que la compañía consiga alcanzar un apalancamiento financiero saneado y una elevada posición de liquidez.

 

La Comisión de Expertos del  grupo, considera que las cuentas presentadas están en línea con la consecución de sus principales guías financieras fijadas para este año, entre las que destaca un EBITDA de 3.400 millones de euros y un beneficio de 1.400 millones.