Codere y Enagás protagonizan son las únicas dos empresas que hoy cambian de ciclo bursátil, según los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión. Solo una compañía mejora ligeramente, la de juegos.

Codere ha pasado de dos a tres puntos, lo que implica que se mueve desde una fase bajista hasta otra de rebote. Sin embargo, esto no implica que la tendencia de su cotización haya variado, ya que tanto a medio como a largo plazo sigue siendo bajista.

En lo que va de año, las acciones de la compañía se dejan más de un 43% y es algo ya habitual en la evolución bursátil de la empresa. Desde que salió a cotizar a finales de diciembre de 2007, solo en dos años los accionistas han terminado en positivo. En 2010 subió un 33% en bolsa y en 2015, los títulos se revalorizaron un 161%.

Después de pasar por problemas financieros que casi la llevan a la suspensión de pagos, lo cierto es que los accionistas que entraron en la OPV hace ahora casi 10 años han perdido más de un 95% de su inversión. La empresa debutó en bolsa valorada en 18,20 euros por acción y ahora sus títulos cotizan  0,43 euros.

Codere

No han corrido la misma suerte los accionistas de Enagás, aunque la gestora de los gaseoductos española apenas sube un 1,74% en lo que va de ejercicio, mucho menos de lo que se aprecia el índice.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran hoy un cambio de ciclo, ya que la empresa pasa de estar en fase alcista a fase de consolidación, al bajar su puntuación de 8 a 7.

En estos momentos, el consenso apuesta por mantener sus títulos, ya que un 50% de los analistas que siguen el valor prefieren esta opción, frente al 23% que aconseja comprar y el 27% restante, que optaría por las ventas.

El precio objetivo de Enagás, según el consenso de Factset es de 25,95 euros por acción, lo que le dejaría un recorrido de algo menos de un 6% desde los niveles actuales de cotización de la empresa en bolsa.

Enagás