Enagás ha iniciado "en semanas recientes" negociaciones con varios accionistas de plantas de regasificación y de almacenamientos subterráneos de gas con vistas a la compra de alguno de estos activos, anunció hoy la compañía, que asegura que las conversaciones "podrían concluir potencialmente en una transacción". El grupo presidido por Antonio Llardén ha expresado en varias ocasiones su interés por estos activos sin anunciar hasta el momento el posible cierre de una operación. En abril, el gestor técnico de la red gasista dijo que podría comprar participaciones de Unión Fenosa e Iberdrola en regasificadoras si venden a un precio razonable.