El euro sigue beneficiándose de la reducción de las primas de riesgo y del alto importe de devoluciones de la primera LTRO. Mañana tenemos la primera referencia técnica importante con el cierre del mes de Enero, y de momento el euro haciendo los deberes y consolidando el breakout por arriba de 1.3350.
Seguimos proyectando por tanto un objetivo en la extensión sobre el 38% del rally situado en los 1.40 dólares por euro.



Desde noviembre, y a pesar del adverso escenario político y financiero en la eurozona hemos venido insistiendo que el precio descontaba una fuerte repunte basado en la (1) baja volatilidad del rango diario consolidando mas la certidumbre en la recuperación, (2) el fuerte doji de noviembre haciendo pullback al canal quebrado y (3) el fuerte soporte en el retroceso del 30% del rally iniciado desde 1,20 dólares por euro. Recordemos que al margen de que son niveles psicológicos de mercado, en torno a este punto suelen liquidan los contratendencia de corta capitalización y los creadores de mercado suelen efectuar break-even su precio promediado respecto a las posiciones que han tomando en contra de sus clientes.

Este mes de Febrero, vamos a fijarnos en el cable, cotizando a la baja las últimas semanas seguimos esperando el recobro del cruce consolidando el breakout de la pauta triangular de largo plazo y el doble suelo en forma de W que parece estar formando desde la base de 1.55. Esperamos al cruce a partir de 1.5980 para tomar posiciones largas. De momento perdiendo bastante terreno, y momentáneamente la importante media móvil del 200 semanal. A pesar de la fuerte resistencia en 1.6220 seguimos manteniendo que a partir de los 1.5980 el cruce debería reactivarse con fuerza retomando la media comentada. Seguimos muy de cerca la pauta triangular de largo plazo y la lucha entre alcistas vs bajistas por controlar el precio en largo plazo. El globo esta cada vez más “hinchado” y la ruptura del patrón, una vez que uno de los bandos de su brazo a torcer y el mercado identifiquen el breakout, llevara implícito un fuerte rally direccional. El Ibex antes de colarse por el sumidero debajo de los 8.000 puntos en 2011, formaba un patrón parecido expresando algo tan sencillo como la lucha que acabamos de explicar. A priori y a falta de confirmar niveles, somos alcistas en gbpusd.