En 2011 los Gobiernos deben intensificar la consolidación presupuestaria, según Trichet, quien ha indicado que no es necesario un estímulo fiscal adicional.