El Tribunal de Justicia de la UE ha dictaminado que la ley que permite a las autoridades alemanas controlar la toma de decisiones en el grupo automovilístico Volkswagen restringe la libre circulación de capitales en la Unión Europea.