El tráfico mundial de pasajeros registró el pasado mes de febrero una caída del 10,1%, continuando así la senda descendente de los últimos meses y acumulando un recorte del 7,8% en los dos primeros meses del año, según los datos difundidos hoy por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA). La asociación explicó que la reducción de un 5,9% en la capacidad, "la más agresiva desde que comenzó la crisis", no contrarrestó el ritmo de caída de la demanda lo que provocó un recorte de 3,2 puntos porcentuales en el factor de ocupación, que se situó en febrero en el 69,9%. "Continúa el pesimismo. La fuerte caída del tráfico de pasajeros en febrero muestra la amplitud de la crisis", recalcó el presidente de la IATA, Giovanni Bisignani.