El terremoto de Japón ocurrido el 11 de marzo costará 1.200 millones de dólares a la reaseguradora Swiss Re, según la primera estimación publicada hoy.

En un comunicado, Swiss Re señala que este primer cálculo está, no obstante, rodeado de una gran incertidumbre debido a la complejidad de la estimación de pérdidas. Swiss Re señala que en Japón las viviendas, los daños relacionados con el terremoto y el posterior tsunami están cubiertos por un fondo del Estado, generalmente sin prestaciones privadas.