El saldo positivo de la balanza por cuenta corriente de China alcanzó en 2009 los 284.100 millones de dólares (207.536 millones de euros), lo que representa un descenso del 35% respecto al año anterior, el primer descenso del superávit corriente chino desde 2001, informó la Administración Estatal de Divisas. En concreto, la balanza comercial china bajó un 32,4%, hasta 249.300 millones de dólares (182.115 millones de euros) debido al colapso de la demanda internacional, que se vio compensado por la puesta en marcha de un ambicioso plan de estímulo para reactivar la demanda interna. Por su parte, la balanza de swervicios arrojó un déficit de 28.700 millones de dólares (20.965 millones de euros).