El nuevo año habrá traído muchas ilusiones y promesas, pero sin duda con lo que no ha conseguido acabar es con la incertidumbre y la volatilidad en la renta variable. El consenso de analistas de esta semana vierte dos conclusiones simples y claras: la media concede niveles similares a todos los indicadores técnicos tanto a corto como a largo plazo y, además, esto viene derivado de puntos de vista totalmente divergentes entre los diferentes broker. El Ibex 35 pisará terreno de los 8.000 enteros a tres meses vista y el euro/dólar seguirá en lo suyo, esto es, en el 1,31 y sin novedad al frente.

El balance anual del –ya- pasado 2011 deja unas pérdidas superiores al 13% para el Ibex 35 con valores que han llegado a desprenderse incluso del 50% de su cotización. No obstante, el nuevo año inyectó un positivismo inesperado dentro de medio mundo (a pesar del cierre de Wall Street y de Londres) al conceder un rally alcista que ha resultado ser de tan sólo una jornada a nuestro selectivo, entre otros. Lástima que tenga que volver a olvidarse de los 8.800 enteros tan rápido.

Si atendemos a lo que dicen los expertos, el Ibex 35 cerrará la semana en los 8.450 puntos con lo que aún queda corrección por sufrir dentro del parqué madrileño. Enero lo finalizará tanteando la zona de los 8.100 puntos de media, a pesar de que hay quien apunta a la zona de 6.900 frente a los que ascienden a nuestro selectivo hasta los 8.800 de vuelta.


La cuestión es que a nivel trimestral, la perspectiva alcista no pinta demasiado mejor teniendo en cuenta que los más optimistas colocan al Ibex en los 9.200 puntos como máximo. La media del consenso de expertos lo sitúa en los 8.150 enteros.

En terreno europeo, el Eurostoxx 50 ha optado esta semana por dejarse llevar por la tendencia sumándose en los momentos alcistas a la curva del mercado así como manteniéndose en plano si es lo que procede. Su conformismo hará que el cierre del viernes sea en los 2.274 puntos, ligeramente por debajo de la actualidad cuando cotiza en los 2.370 enteros. A pesar de que tan sólo restan tres días para el cierre semanal, ya hay quien apunta a la pérdida importante de los 2.000 puntos y abre la veda para los meses venideros. A lo largo del mes de enero, el Eurostoxx 50 se mantendrá aproximadamente en niveles muy similares en los 2.200 puntos, mientras que se despedirá de marzo, en principio, entorno a los 2.189 puntos, según la media de los analistas, aunque los 1.730 y los 1.920 puntos ya están en el pensamiento de algunas casas de análisis.


Estados Unidos mantiene, al menos de momento, las buenas críticas cosechadas durante el último trimestre de 2011. Si sus números macro funcionan, también debería hacerlo su mercado bursátil que para algo es la principal bolsa de mundo y ha abierto el año con ganancias importantísimas que tantean los dos puntos porcentuales al alza. Niveles inferiores a los 1.050 enteros no se ven en las previsiones de los analistas que en el caso del gigante estadounidense reducen su horquilla de diferencias considerablemente.

El viernes el S&P 500 se irá de fin de semana en los 1.221 puntos, según la media obtenida a partir de las previsiones de los analistas. Ídem para el próximo mes de enero y para el cierre de marzo cuando se colocará en los 1.209 y 1.203, respectivamente, por tanto, nada de sobresaltos, su economía marcha a pesar de Europa y los mercados saben valorarlo.


En esta comparativa Estados Unidos & Europa, el par euro/dólar no se inmuta. De nada sirven los intentos, ‘amenazas’ y avisos por parte del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal sobre posibles modificaciones en sus respectivas políticas monetarias. La paridad moneda única /dólar americano se mantendrá instalada en el 1,31 a cierre semanal, mensual y trimestral. El mínimo habría que buscarlo a tres meses vista, en el 1,23, aunque se trate de niveles que no son más que la excepción que confirma la regla.