El Ibex 35 ha cerrado en los 14.395,6 puntos con tan sólo 9 valores en positivo perdiendo un 0,15%. Gamesa lidera las subidas del selectivo con un repunte del 1,62%. Los peores resultados han sido los de Cintra, que ha perdido un 2,60%.
La cotización de ACS ha descendido un 0,87% hasta los 45,60 euros por acción al cierre del mercado. Los inversores estén pendientes de los resultados que publicará el grupo que preside Florentino Pérez. La inmobiliaria ha ido incrementando su participación en Abertis, hasta convertirse en el mayor accionista con un 24,8%, y en el día de hoy Florentino Pérez va a formar parte de su Consejo de Administración. Dentro del sector de las telecomunicaciones Telecinco ha caído un 1,98% hasta los 20,80 euros en el día en el que pagaba un dividendo de 1,28 euros por acción, correspondiente al ejercicio de 2006, tal y como informó ayer a la CNMV. Sogecable por su parte ha caído un 1,51% hasta los 29,97 euros. Uno de los pocos valores en positivo es Telefónica que ha ganado un 0,12% tras conocerse que la operadora podrá hacerse con una participación directa del 10% de Telecom Italia en el caso de que ésta cierre algún tipo de acuerdo con otra empresa de telecomunicaciones. Ya participa en la italiana con ese porcentaje, si bien es de forma indirecta a través de la sociedad Telco, de la que poseerá un 42,3%. Al cierre del mercado el Banco Santander ha subido un 1,07%. Hoy se ha conocido la resolución de un tribunal mercantil declarando nulo el acuerdo de venta de LaSalle al Bank of America. Esta resolución se debe a que no se tuvo en cuenta a los accionistas para la venta de la filial. Ante esta decisión judicial, el consorcio formado por Santander, Royal Bank of Scotland y Fortis, podría lanzar mañana su oferta sobre ABN Amro. Además hoy también tendrá lugar una junta de accionistas de Sovereign quienes van a proponer subir el voto del Santander del 19,9% a 24,9%. Por su parte, el Banco Sabadell ha caído en bolsa un -1,14% tras haber anunciado ayer la formalización del contrato para la compra del 100% del TransAtlantic Bank de Miami tras el pago de 135 millones de euros.