Análisis de valores tecnológicos de Wall Street y la bolsa española

La imposición de aranceles por parte de la administración Trump a varios productos chinos ha modificado el orden comercial mundial, primero fue el acero y los coches, y luego los productos tecnológicos.

Pero esta batalla, que se intensificó cuando el mandatario norteamericano bloqueó la entrada de productos tecnológicos de Huawei, no ha logrado lastrar un sector que funciona pese a las adversidades. El imperio GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) continúa imparable porque estas cuatro compañías tienen la capacidad de suministrar todo lo que una persona pueda necesitar en este campo.

Amazon está en continuo movimiento y, en su afán por coronar el mercado mundial, está invirtiendo mucho en el servicio de mensajería para optimizar su modelo Prime. Tanto es así que, a pesar de que sus ingresos crecieron un 23%, entre julio y septiembre ganó un 26% menos que el mismo periodo de 2018, aproximadamente 2.100 millones de dólares.

 

La batalla comercial es un gran riesgo para el sector porque las empresas estadounidenses tienen gran parte de sus ventas y costes fuera de Estados Unidos, pero esto no está afectando de igual manera a todos, ya que dentro del tecnológico hay subsectores. Los más expuestos son los semiconductores y las redes, mientras que el software se ha mantenido en una posición más defensiva.

Según Jaime León Calleja, gestor de renta variable de Mutuactivos, la tecnología sigue siendo un sector con gran potencial, pese al espectacular comportamiento en bolsa, “las perspectivas para el sector tecnológico son más optimistas que para el resto del mercado ya que se trata de un sector que se encuentra en un ciclo de producto dulce, tanto por el aumento de la inversión empresarial en tecnologías de la información, como por el apetito de los consumidores por los nuevos dispositivos electrónicos, como pueden ser los teléfonos inteligentes o las tabletas”.

 

Para Mutuactivos, Google y Facebook son dos de las empresas más atractivas para invertir porque “cotizan a múltiplos más que razonables para el impresionante crecimiento y rentabilidad de negocio que consiguen”. León Calleja recomienda esperar a un mejor nivel de entrada “aunque los semiconductores son un ganador secular de esta macrorevolución digital y son buenas inversiones a largo plazo”, concluye.

La ventaja del sector de las tech radica en que las grandes empresas que lo componen tienen sus cuentas saneadas y presentan cajas netas en sus balances. También hay que tener en cuenta que la rentabilidad de una empresa de la talla de Apple se produce porque el 20% de sus ventas provienen de China, así como gran parte de sus componentes y fabricación, y este hecho condiciona los costes de manera exponencial.

 

Amazon y Google, los grandes vencedores

Pese a todos estos factores de inestabilidad, el sector tecnológico sigue fuerte. Según Juan Tuesta, analista de Bankinter, tiene sentido apostar por él, aunque depende del perfil de cada inversor. Una empresa como Bankinter, antes de entrar en el mercado, estudia que los múltiplos de esas empresas sean atractivos, aunque estén ajustados. Además, para entrar, las compañías deben gozan de ventajas competitivas: “es muy difícil competir con Amazon o Google”. La entidad tampoco invierte en compañías que estén en pérdidas, como es el caso de Uber, que “está en una fase incipiente y aún no ha llegado a ser rentable, por lo que es un poco pronto, dentro de un enfoque prudente”, apunta.

Una de las empresas favoritas para Bankinter esMicrosoft, que ha avanzado mucho con el negocio de la nube y que, recientemente, ha alcanzado un acuerdo con el gobierno estadounidense para utilizar esos recursos en el departamento de defensa. En el lado contrario sitúa a Netflix, que bajo su criterio “es la más débil por el crecimiento de su competencia directa, que está muy fuerte, como es el caso de Walt Disney y Apple”.

 

En los últimos diez años el sector tecnológico ha evolucionado mucho. Han aparecido nuevos modelos de negocio que antes no existían vinculados al transporte, la comunicación, el entretenimiento, la publicidad o la productividad. Para Intermoney, el éxito de compañías como Uber, Snapchat o Slack de debe a que tienen un coste marginal cero y que, su modelo de negocio necesita poca inversión para incrementar sus ingresos.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Nunca antes un evento inesperado como ha sido la pandemia ha modificado tan rápidamente los criterios de inversión.

No obstante, muchas de las nuevas compañías han tenido comportamientos flojos en sus ofertas públicas de salida a bolsa debido “a la falta de control de la distribución y del contenido”.Spotify se ha visto perjudicada por Apple que ha creado una plataforma musical semejante, integrada en los iPhone, y además ha lanzado los relojes inteligentes que han reventado el mercado mundial. Uber, que nació con mucha fuerza, sigue con pérdidas porque cada vez tiene más competencia en el servicio de coches con conductor y en los patinetes eléctricos que plagan las ciudades de medio mundo; y Slack, que entró con mucha fuerza, se está viendo afectada por las últimas actualizaciones de Microsoft.

 

El modelo económico de estas empresas no es una ciencia exacta y, aunque las grandes han tenido un comportamiento exitoso semejante en los últimos años, todas están muy expuestas a factores que pueden dar al traste con sus cuentas, tales como las malas inversiones, la competencia o el lanzamiento de alguno de sus productos con menor éxito del esperado. Algo así ha ocurrido con WeWork, la startup de co-working que aparentemente funcionaba sin fallos. Según señala Intermoney Valores, la empresa crecía en ingresos, pero con pérdidas cada vez mayores, y con unos objetivos para sacarla a bolsa muy por encima de sus posibilidades, “esto ha creado una importante ralentización en el mercado de capital riesgo y de salidas a bolsa de mayor dimensión, y de nuevo los inversores se vuelven a enfocar en lo que importa que es la generación de caja”.

 

Algo parecido ocurre con Uber Tech, que es una empresa que, a pesar de tener muchos ingresos, no tiene beneficios. La empresa de vehículos con conductor, aun habiendo marcado un punto de inflexión en el servicio de trasporte de pasajeros, está viviendo muchos altibajos. Según Sergio Ávila de IG España, “en los últimos cinco trimestres ha presentado pérdidas en cuatro de ellos y eso es algo que tienen muy en cuenta los inversores a la hora de posicionarse”.

Ávila señala que el sector tecnológico del Dow Jones se encuentra en una muy buena posición y, además, acaba de volver a generar máximos históricos por lo que sigue siendo un sector que muestra fortaleza. Para el analista, además de las ya citadas, Facebook o Apple, conviene tener la vista puesta en Xerox Corp, Salesforce.com, Advanced Micro Devices, Verisk Analytics, Qualcom, Microsoft, Intel.

Con todo, la bajada de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal norteamericana, como incentivo para alargar el ciclo económico, ha sido recibida positivamente por los inversores. No obstante, era un reclamo de empresarios y del propio Donal Trump, que sentía que la economía estadounidense necesitaba ese incentivo para competir en igualdad con otras como puede ser la europea. Para Ávila, se pueden encontrar oportunidades de inversión interesantes en el sector de cara a los próximos meses, ya que “la mayoría de los resultados empresariales están batiendo expectativas y muestran mucha fortaleza”.

Las tecnológicas en España

El mercado tecnológico americano es lo suficientemente fuerte como para hacer frente a posibles elementos externos, pero ¿qué ocurre en España? ¿Merece la pena entrar en las tecnológicas? Por el momento, a corto plazo parece que no. En nuestro país Amadeus, Indra y Amper son las más potentes, aunque en los últimos meses no tienen comportamientos muy favorables.

 

Amadeus, una de las compañías tecnológicas del Ibex 35

 

Amadeus, la compañía de tecnología aplicada al turismo, se encuentra en tendencia alcista de largo plazo, pero a corto, el valor está sumido en un proceso correctivo, según apuntan desde IG.  “La compañía espera cumplir previsiones de crecimiento de ingresos del entorno del 10% y de momento no se podrían esperar mayores correcciones en el valor”, añaden en esta firma.

 

El caso de Indraes parecido, “ha mejorado ligeramente su aspecto técnico, pero no tendríamos confirmación de cambio de tendencia hasta ver una superación de los 9,14 euros por lo que, de momento, continúa en tendencia bajista de medio plazo”. La consultora sufre muchos altibajos y no se encuentra en su mejor momento.

Por su parte, Amper lleva desde marzo cotizando en un rango lateral, por lo tanto, Ávila sentencia, “de momento tampoco sería un valor interesante para posicionarse.”

Por tanto, el sector tecnológico a nivel global continúa ofreciendo oportunidades de compra (manteniendo un valor al alza). No solo el impero GAFA, que es quien impulsa en gran parte la economía, sino otras muchas compañías que son capaces de superar los obstáculos externos y reinventarse para seguir siendo competitivas, como es el caso de Microsoft o Disney.

Próximos Webinarios gratuitos

Estrategias de Inversión realiza 4 webinarios nuevos para los usuarios de Estrategias de Inversión. Aprende a poner un Stop, valores que más nos gustan en la bolsa, Indicadores Técnicos.

¡No te lo puedes perder!

Descubrelos pinchando aquí. 

 

 

Pide información