El saldo total de crédito hipotecario de las entidades financieras alcanzó en febrero los 1,095 billones de euros, lo que supone un leve incremento del 1% respecto a los 1,083 billones del mismo mes de 2009, cuando crecía a un ritmo del 2,4%, según datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE) que confirman la fuerte ralentización que sufre esta actividad en España desde hace tres años.