El riesgo de la deuda de Grecia se incrementa a niveles desconocidos. La negociación de la deuda del país heleno presenta un panorama desolador. El spread del bono griego a diez años con el bono alemán se vuelve a elevar hasta el máximo histórico de los 425 puntos. Lo más preocupante es que los rendimientos de la deuda griega se igualan en todos los plazos: el 7,36% es el interés exigido por los inversores para adquirir letras y bonos griegos.