El rendimiento de bono portugués a cinco años se mantenía tras la apertura cerca del 9%, nivel superó ayer tras la rebaja de rating de su deuda por parte de S&P, y máximo que ha llegado a marcar desde su entrada en la zona euro.

En concreto, el rendimiento de los bonos lusos a cinco años se situaba en el 8,971%, tras llegar a alcanzar ayer el 9,062%, mientras el bono a tres años alcanzaba el 8,647% y el de 30 años 3,779%. Menos afectada por la decisión de la agencia de calificación se ha visto la prima de riesgo del bono a diez años respecto a sus homólogos alemanes, que se sitúa en los 495 puntos básicos, con un rendimiento del 8,221%.

Ayer la agencia de calificación S&P dejó la nota de solvencia de la deuda lusa al borde del 'bono basura', en BBB-.

Además, el credit default swap (CDS) del bono portugués ha alcanzado niveles récord de 566 puntos básicos, máximo desde que Portugal forma parte de la zona euro.

El ex primer ministro luso, José Sócrates, volvió a insistir en que no pedirá rescate para su país.