El regulador británico de la competencia ha concluido que el monopolio de BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, sobre los aeropuertos del sureste inglés y Escocia perjudica los intereses de los pasajeros, por lo que podría proponer la venta de alguno de ellos, informa hoy el "Financial Times".De acuerdo con el periódico, la Comisión de la Competencia (CC), que el pasado abril hizo un informe preliminar en las mismas líneas, se ha ratificado en sus conclusiones, que prevé anunciar, junto con posibles soluciones, en los próximos días. La Comisión dará a conocer entonces una propuesta para la reforma de la propiedad y la regulación de los aeropuertos, y se centrará en analizar la falta de rivales de BAA.