Anatel, la autoridad reguladora del sector de telecomunicaciones en Brasil, podría retrasar la aprobación de la compra de una participación indirecta del 23,6 por ciento de Telecom Italia por parte de Telco, lo que en un principio se preveía para el 30 de agosto. Según Il Sole 24 Ore, este retraso podría dar lugar a un punto muerto en la operación. El asunto no está por ahora en la agenda de Anatel para el 30 de agosto, si bien técnicamente el regulador tiene tiempo hasta mañana para incluirlo.