El Ibex afronta la última sesión de la semana desde la “atalaya” de los 15.000 puntos. Se coloca en los 15.122 puntos, al sumar un 0,3 por ciento. El optimismo de Wall Street y de las bolsas asiáticas facilita este buen tono, que se ve apoyado por las alzas de los pesos pesados. Sogecable, Indra y BBVA lideran los avances del selectivo del contínuo en un mercado con dos compañías suspendidas de cotización: Tecnocom y Portland Valderrivas.
La primera, Tecnocom, ha sido suspendida después de que la empresa holandesa de servicios informáticos Getronics anunciara que ha vendido su negocio en España y Portugal a Tecnocom por 95 millones de euros. La suspensión de Portland Valderrivas, filial de FCC, tiene que ver con el hecho de que estudia la compra del líder cementero de Texas: TXI. La renta variable española parece que deja atrás los fantasmas que le llevaron a perder hace dos días la cota de los 14.700 puntos, en una sesión marcada por la ausencia de referencias empresariales. En este punto, los inversores estarán pendientes, tan sólo, de la publicación del precio definitivo de salida a bolsa de Solaria. Tranquilidad en los primeros compases del día, aunque para hoy se espera una sesión de fuerte volatilidad y alto volumen de negocio porque hay vencimiento de opciones y futuros sobre índices y acciones. Sogecable encabeza los repuntes La compañía de medios Sogecable lidera las alzas del Ibex en los primeros compases del día, con repuntes del 2,47 por ciento. Los inversores siguen apostando por el valor, a la espera de movimientos corporativos, a pesar del desmentido por parte de su matriz, Prisa, de que vaya a vender activos de la compañía. Indra suma un abultado 1,5 por ciento, después de que UBS haya elevado su recomendación sobre la compañía hasta comprar. Todos los pesos pesados se colocan en positivo, salvo Endesa, con Telefónica y el BBVA como los más beneficiados por las compras, al sumar en ambos casos más de un 1 por ciento. Detrás del repunte de la entidad presidida por Francisco González están los rumores de un posible interés del multimillonario Carlos Slim por tomar una participación en el banco. En el lugar opuesto, como compañía más perjudicada del Ibex, se coloca la Inmobiliaria Colonial. Continúa con su particular via crucis, al dejarse en los primeros compases del día un 1 por ciento.