La cúpula administrativa de Reyal Urbis ha decidido ajustarse el cinturón en épocas flacas. "Chicos hay que remangarse la camisa y sacrificar muchas cosas, entre ellas parte del sueldo, para sacar esto adelante". Este puede ser el mensaje que haya transmitido hoy el presidente de la compañía, Rafael Santamaría, a sus consejeros en la reunión que ha tenido lugar al mediodía.  En concreto, el primer ejecutico de la sociedad y los directivos han propuesto reducirse el salario fijo con efecto desde el 1 de enero de 2009.  Santamaría se rebajará un 15% su remuneración, mientras que 28 directivos se lo recortarán un 10%. Una propuesta que ha aprobado finalmente el consejo.