El presidente del grupo Reyal Urbis, Rafael Santamaría, ha asegurado que aún no ha decidido qué va a hacer con el 6,86 por ciento de Inmobiliaria Colonial, empresa resultante de la fusión entre Inmocaral y Colonial. Eso sí, ha insistido en que no se trata de una participación estratégica para su compañía.
Reyal Urbis no cuenta con ningún miembro en el Consejo de Administración de Colonial, ya que Santamaría decidió no entrar en el órgano de gobierno de la compañía para no incurrir en incompatibilidad entre su cargo de presidente de una inmobiliaria y consejero de una empresa competidora. Por esta razón, Santamaría puso a disposición del presidente de Colonial, Luis Portillo, el representante que le correspondería por su participación del 6,86 por ciento.