Las negociaciones de fusión entre Iberia Líneas Aéreas de España  y British Airways  tienen la dosis habitual de complejidad, según el presidente de la aerolínea Fernando Conte, quien señaló recientemente que la fusión se está retrasando por el déficit de pensiones de BA de más de 1.700 millones de libras. Iberia no tiene deuda y escasos 2.000 millones de euros en efectivo, una posición que podría permitirle apalancar una mayor participación en la entidad fusionada.