El presidente de Caja Vital Kutxa, Gregorio Rojo, defendió hoy "la necesidad de despolitizar todo lo posible las cajas de ahorros, si de verdad se pretende disponer de un sistema financiero eficaz y competente", e insistió en defender la fusión de las entidades "desde criterios profesionales, económicos y empresariales, atendiendo a la pluralidad y a la representatividad de los territorios". Rojo, cuya dimisión ha pedido en reiteradas ocasiones el PP, después de que una sentencia judicial, -recurrida por el consejo de administración de Caja Vital-, que estimó parcialmente la demanda de los populares en contra de su reelección por haber rebasado el límite fijado legalmente para este cargo, manifestó que "deberíamos pensar si la judicialización de todo lo que se mueve y el ruido de fondo que provoca, sólo sirven para dañar la imagen de la Caja y lastrar la confianza hacia esta institución".