El precio de la vivienda libre en España cayó el 9,8 por ciento en mayo en comparación con el mismo mes de 2008 y se situó en niveles cercanos a los de enero de 2006, según el Índice de Mercados Inmobiliarios Españoles (IMIE) de la sociedad de tasación TINSA publicado hoy. A pesar del recorte acumulado del 12,7 por ciento del precio de la vivienda desde diciembre de 2007, cuando alcanzó su máximo histórico, la caída se ha moderado con respecto al mes anterior, cuando disminuyó el 10,1 por ciento. Destaca la caída superior a la media de los municipios de la costa mediterránea, donde los precios bajaron una media del 12,8 por ciento, descenso menos acusado que el del mes anterior (-13,5%). Siguen las capitales y grandes ciudades, donde el valor de la vivienda descendió en mayo el 10,1 por ciento, caída también más moderada que el mes anterior (-10,3%).