Los precios de la vivienda en Reino Unido se relajaron en septiembre, tras las turbulencias de los mercados financieros de agosto, según los datos ofrecidos hoy por el Departamento del Gobierno local. Según estos datos, el precio de la vivienda subió un 10,8% en septiembre frente al incremento del 11,4% en agosto. Estos datos son anteriores a los ofrecidos por las entidades hipotecarias Nationwide o Halifax, que han presentado una coyuntura mixta para octubre: la segunda observa un descenso de precios en dicho mes, mientras que Nationwide ha informado de un notable repunte.