El precio de la vivienda en el Reino Unido sufrió en julio su mayor caída interanual desde 1983 tras reducirse la demanda como consecuencia de un endurecimiento del acceso a los préstamos hipotecarios, según Halifax, la mayor entidad hipotecaria del país. El precio de la vivienda bajó en los tres meses hasta julio un 8,8% respecto al mismo período de 2007, lo que supone la cuarta caída interanual consecutiva, después de cinco años de continuos ascensos, y la mayor desde que la entidad hipotecaria calcula este índice.