El precio de la vivienda bajará un 10% este año en comparación con el ejercicio precedente, y otro 12% en 2010, según las estimaciones del Servicio de Estudios del BBVA difundidas hoy. De esta forma, se estima que el precio de los pisos registre un descenso acumulado del 30% en el periodo de ajuste, entre el máximo alcanzado en 2007 y el previsto para 2010. El Servicio de Estudios del BBVA considera que el precio de las viviendas está registrando un proceso de ajuste "más rápido del esperado", lo que, no obstante, podría ayudar a acelerar la absorción de la sobreoferta de casas que actualmente existe en el mercado.