Los datos macroeconómicos que se publican esta semana en la eurozona probablemente muestren una nueva moderación de la contracción de la actividad económica en la región, recogida por el índice de gestores de compras, o PMI, por sus siglas en inglés. También se espera que la confianza empresarial en Alemania registre una ligera mejoría.