Las obras financiadas con los 110 millones de euros procedentes del Fondo Especial del Estado para la Dinamización de la Economía y el Empleo, englobado en el 'Plan E' aprobado a finales de 2008, permitieron la rehabilitación de 42.498 viviendas y generaron 26.949 empleos, si bien la previsión del Ejecutivo era superar los 30.000 puestos de trabajo. En una respuesta parlamentaria a la diputada del PSOE Ana María Fuentes Pacheco, el Ejecutivo afirma que esta actuación ha tenido una "muy buena acogida" por los ciudadanos y administraciones, ya que las solicitudes superaron "el doble de los objetivos previstos".