El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha confirmado que el rescate de Portugal costará alrededor de 80.000 millones de euros y cubrirá las necesidades de financiación del país durante un periodo de tres años.

La asistencia financiera y el plan de ajuste que Lisboa deberá aplicar a cambio de la ayuda se empezarán a negociar "de inmediato" y se aprobarán a mediados de mayo, según han acordado los ministros de Economía de la UE en la reunión informal que celebran a las afueras de Budapest.

Dicho rescate estará compuesto por "una partida específica para la estabilidad financiera y para medidas para mantener la liquidez y la solvencia en el sector bancario", dijo Rhn.