El gestor de aeropuertos británico BAA ha comunicado que mantiene su intención de realizar una refinanciación de su deuda, aunque es posible que este plan no pueda completarse hasta marzo, cuando se conocerá la decisión final de la CAA sobre las tarifas aeroportuarias en Reino Unido. Ferrovial indica que BAA mantiene la intención de llevar a cabo una refinanciación "coherente" con otras plataformas de financiación de activos regulados ya establecidas, lo que incluye la transferencia de los actuales bonos a una estructura con calificación crediticia de 'investment grade', garantizada por los activos correspondientes a los aeropuertos regulados.
La semana pasada se conoció el informe de la Comisión de Competencia británica (CC) dirigido a la Civil Aviation Authority (CAA) sobre controles de precios en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick para los próximos cinco años, lo que hacía peligrar el plan de refinanciación de la deuda de la filial británica de Grupo Ferrovial. JP Morgan señalaba tras el informe de la CC que la postura de Ferrovial sobre el peligro que implicaría el nuevo marco para la refinanciación de BAA puede proporcionar un 'motivo para retrasar el objetivo oficial de refinanciación de 2007 a 2008'. Esto podría ser acogido de forma positiva dado que las condiciones del mercado crediticio no son óptimas en estos momentos.