La semana pasada se conoció el informe de la Comisión de Competencia británica
(CC) dirigido a la Civil Aviation Authority (CAA) sobre controles de precios en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick para los próximos cinco años, lo que hacía peligrar el plan de refinanciación de la deuda de la filial británica de Grupo Ferrovial.JP Morgan señalaba tras el informe de la CC que la postura de Ferrovial sobre el peligro que implicaría el nuevo marco para la refinanciación de BAA puede proporcionar un 'motivo para retrasar el objetivo oficial de refinanciación de 2007 a 2008'. Esto podría ser acogido de forma positiva dado que las condiciones del mercado crediticio no son óptimas en estos momentos.